Fútbol

Tengo tres hijos, creo que lo sabéis. La mayor se dedica a la cocina, el mediano se está preparando para ser un virtuoso de la guitarra eléctrica y el pequeño nos ha salido futbolero.

Hoy os voy a hablar del pequeño. Si buscáis en el diccionario la definición de “cansino”, encontraréis una foto suya. Desde el año pasado llevaba insistiendo en que lo apuntase a fútbol, pero no en el colegio, sino en el equipo del pueblo. Sabiendo de la volatilidad de sus impulsos (o sea, que a pesar de ser cansino, cuando tiene lo que quiere, acostumbra a hartarse y dejarlo…), le fui dando largas y le dije que si después del verano seguía queriendo ir, lo apuntaría cuando empezase el curso.

Así que en septiembre estábamos preparados para hacer la matrícula, pero debido a su problema con una uña incarnada en el pie, fui posponiendo su incursión en el equipo. Por fin, a finales de octubre empezó a ir a entrenar.

Llegó emocionado el primer día. Se rumoreaba que iban a ir a jugar un partido con los alevines del Real Madrid el 24 de noviembre, así que empezó a cansinear para que le dejásemos ir si al final no era solamente un rumor y se realizaba el viaje.

Cuando por fin llegó la confirmación, comenzó la insistencia para firmar la autorización, que incluía el número de acompañantes que iba a llevar el niño.

Una, que intenta ser ecuánime con todos sus hijos, pensó: “pobrecico, lo vamos a mandar a él solo en el autobús y cuando Consuelo fue a correr a Cuenca  la acompañamos su padre y yo. Voy a ver si lo convenzo para que nos vayamos a llevarlo”.

Al padre le gusta tanto viajar como que le claven palillos debajo de las uñas, y en menos de un mes llevábamos ya 4 viajes de 500 kms en un día, así que la cosa estaba complicada, pero se ve que lo pillé en un día bueno y consintió (bueno, más bien que se le ocurrió que así podría ir a la Casa de la Moneda y ampliar su colección, aprovechando el viaje. Aquí nadie hace nada en vano….)

Ya puestos, pensé que sería bueno que nos fuéramos todos, para animar al futbolista. El mediano, cuya máxima aspiración era pasar el domingo en casa, solico con la  abuela, jugando al ordenador todo día y comiendo su comida favorita, que para eso la abuela sufre el síndrome del camarero, no estaba muy de acuerdo en venirse, pero consintió, también.

Consuelo tenía examen el lunes, pero preguntó si iba a estar Beckam (nótese lo futboleros que somos en casa, que ni sabía que Beckam ya no juega en el Madrid….), pero la convencí diciendo que igual estaba Casillas….

Para rematar el pastel, se me ocurrió que ya que íbamos a Madrid, podría llamar a una amiga bloguera y desvirtualizarnos, porque sabía que ella tenía muchas ganas de conocer a Consuelo, así que el sábado por la mañana quedamos en vernos en Valdebebas el domingo a la hora del partido. Por supuesto, ella estaba encantada de animar también al futbolista, y se comprometió a quedarse durante todo el partido, a pesar del frío de cojones que haría por allí.

Dicho y hecho, todo preparado para salir el domingo tempranito.

Como madre previsora (o_o) el sábado por la tarde le pregunté al futbolista si tenía todo preparado para el partido, oséase, camiseta, medias, pantalones…. no empezase a las siete de la mañana a decir que le faltaba algo. Así me daría tiempo a lavar lo que fuese, si era el caso…. Y la criaturica va y me dice: “No, si yo no juego, yo no estoy convocado”

¡QUÉÉÉÉÉÉÉÉÉ´! ¿QUE NO ESTÁS CONVOCADO?????? ¿Pero entonces a qué coño vamos a Valdebebas, niño????

Toda la familia movilizada, la quedada con la bloguera, todo organizado y ¡el niño no juega!!!!!

Y claro, él me dijo: “Si yo lo que quería era irme en autobús con mis amigos, si yo con vosotros no quiero ir”

Ya me extrañaba a mí, si llevaba entrenando 4 días, que fuera a jugar contra el Real Madrid, aunque fuera con los enanos….

En fin, que decidimos irnos a pesar de todo, estuvimos en Valdebebas, para desilusión del mediano, que llevaba toda la semana diciendo a sus amigos que el domingo se iba al Bernabéu, pensando que era allí.

Pero bueno, que no todo iban a ser calamidades. A pesar de que golearon al equipo (no nos quedamos hasta el final, cuando el marcador llegó a las dos cifras, preferimos irnos a ver Madrid), lo mejor del día fue desvirtualizar a …….(y ahora, temblad de envidia…..)¡DOLEGA!!!!!

Si no la conocéis, ya estáis tardando en pinchar el enlace, y a los que ya la leéis, deciros que si os parece encantadora en su blog, en la realidad no es así. Encantadora es un calificativo que se queda corto. Acudieron a Valdebebas ella y el Consorte (sí, también conocimos al Consorte) y os puedo decir que estuvimos encantados, pasamos un día genial y que nos quedaron ganas de repetir. Por supuesto no paramos de hablar, parecía que nos conociésemos de toda la vida. Y es que cuando lees el blog de alguien, comentas y te comentan, creas un vínculo con él y a pesar de no haberte visto nunca, es como si llevaras hablando con él mucho tiempo. Fue un día muy especial y desde aquí agradezco al club de fútbol Villarrobledo su intercesión, sin cuya ayuda no hubiera sido posible esta desvirtualización. Lamento profundamente la enorme cantidad de goles que tuvieron que encajar para que haya sido posible este encuentro blogueril, pero a ver si para la próxima aprenden y convocan a mi niño….

 

 

 

 

 

Cosas de botica

Imaginemos una situación hipotética:

Es el aniversario del primer día que tu marido y tú os cogísteis de la mano y piensas celebrarlo preparándole una romántica cena a base de solomillo de cerdo ibérico al aroma de trufa encebollada con chutney de melón chino, y te dispones a hacer rico al señor Roig yendo a por uno de esos solomillos que tiene a tu disposición en la sección de Cárnicos.

Una vez hechas las compras, metes la bolsa en el maletero y te vas a casa a prepararlo, porque mañana le vas a hacer a tu churri una cena que se va a chupar los dedos.

Peeero, resulta que tu marido es un romántico de tomo y lomo (que me digan a mí dónde hay un especímen de ésos) y cuando llega a casa por la noche te sorprende con un viajecito de fin de semana en Roma para celebrar tamaño acontecimiento.

Ante tal alegría, dejas el solomillo en el frigorífico, pensando que a la vuelta aunque sea lo haces filetitos y le das vuelta y vuelta. Bien.

Disfrutas tu fin de semana en Roma, pero, casualidades de la vida, hay huelga de aviones, y tú no puedes regresar a casa hasta una semana después de lo previsto. No pasa nada, unas vacaciones no le vienen nunca mal a nadie, eso que te has encontrado. Bien de nuevo.

Cuando llegas a casa, descubres que el solomillo que con tanto amor compraste la semana anterior, no se encuentra en las mejores condiciones para consumir. Entonces te planteas dos opciones:

A. Tirar el solomillo a la basura, o en su defecto, si tienes perro, le das una alegría.

B. Acercarte al Mercadona, que te has quedado sin leche, y de paso la compras, y llevarle el solomillo a la amable cajera, diciéndole que sintiéndolo mucho, no lo pudiste consumir a tiempo, y se te ha puesto malo. Que si hace el favor de cambiártelo por uno fresco.

Si los que estáis leyendo esto tenéis dos dedos de frente, veréis que es obvio que la opción válida es la A, y ni se os pasaría por la cabeza usar la opción B, ¿verdad?

Entonces, ¿POR QUÉ? Mother-of-the-beautiful-love, ¿POR QUÉ?, vuelvo a repetir, si esto nos parece tan descabellado, no pensamos así cuando se trata de devolver una caja de parches de nicotina que nos llevamos hace dos años con el loable fin de dejar de fumar, pero viendo que no tenemos suficiente voluntad, lo vamos dejando, dejando, hasta que la caja está a punto de caducar y entonces vamos a la farmacia y le decimos a la atractiva, amable y simpática boticaria que si nos la cambia por una que tenga la fecha buena…….. Es lo mismo que os he contado de la carne. Y sin embargo, eso parece una aberración, pero en la farmacia parece que todo está permitido. Os juro que es completamente verídico (lo de los parches, no lo de la carne, obviously). Por supuesto, no se los cambié, eso hubiera supuesto que le hubiera pagado yo el tratamiento para dejar de fumar, y ya bastante tengo con haber dejado yo….ya me costó bastante.

Y cambiando de tema, pero siguiendo con la comida, os voy a poner los últimos enlaces del blog de mi nena, que últimamente tengo esta faceta de promoción publicitaria un poco abandonada. Son el desayuno y la tarta del día de mi cumpleaños. Os recomiendo que antes de clicar el enlace os pertechéis convenientemente de pañuelos o servilletas que luego no quiero que me pidáis daños y perjuicios por las babas que os puedan caer en el teclado. Avisados quedáis. (Y no olvidéis que si tenéis cualquier problema con el inglés de la receta nos podéis consultar y os la mandamos en español)

¡Que tengais un estupendo fin de semana!

Efemérides

18 de Noviembre de 794. El emperador de Japón Kanmu traslada la capital desde la ciudad de Nara a la de Heian (actual Kyoto), donde permanecería hasta el año 1868, fecha en la que el emperador Meiji la traslada a la actual, Tokio.

18 de Noviembre de 1096. Pedro I, rey de Navarra y Aragón, conquista Huesca derrotando a Al-Musta´in de Zaragoza en la batalla del Alcoraz.

18 de Noviembre de 1497. Bartolomé Díaz descubre el cabo de Buena Esperanza, al que llamó Cabo de las Tormentas. El nombre de Buena Esperanza le fue impuesto por el rey Juan II de Portugal, cuando Vasco de Gama comprobó que al atravesar dicho cabo se abría una nueva ruta martítima hacia la India.

18 de Noviembre de 1517. Carlos I llega a Valladolid, donde pronto se hacen patentes las rivalidades entre la nobleza flamenca y la hispana. A pesar de que su abuelo, Fernando el Católico, había enviado a Luis Cabeza de Vaca a Flandes para que enseñara a Carlos las costumbres y el idioma, cuando llegó a España, no sabía ni siquiera hablar español.

18 de Noviembre de 1541. Miguel Ángel acaba el fresco del Juicio Final en la Capilla Sixtina, iniciado en 1536, bajo las órdenes del Papa Julio II.

18 de Noviembre de 1626. Consagración de la Basílica de San Pedro en Roma. Su reconstrucción había sido iniciada el 18 de abril de 1506 también bajo las órdenes de Julio II, sobre las ruinas de la antigua basílica paleocristiana que se había construido alrededor del año 330 en el lugar donde se hallaba la tumba de Pedro, bajo el reinado de Constantino.

18 de Noviembre de 1787. Nace el inventor de la fotografía Louis Jacques Mandé Daguerre. Su invento, el daguerrotipo, fue presentado en público el 7 de enero de 1839 en la Academia de las Ciencias de París.

18 de Noviembre de 1903.  Panamá y Estados Unidos firman el tratado Hay-Bunau Varilla para la construcción del canal de Panamá, por el que se deja la tutela del país a los estadounidenses permitiéndoles poseer una franja de 10 millas de ancho en la que se construirá el canal. (Para más información sobre el canal aquí).

18 de Noviembre de 1928. Walt Disney crea a Mickey Mouse, protagonista del primer cortometraje de dibujos animados, “Steamboat Willie”, parodia del film “Steamboat Bill jr.”, de Buster Keaton, estrenada en  mayo de ese mismo año.

18 de Noviembre de 1959. Se estrena la película “Ben-Hur”, dirigida por William Wyler para la Metro Goldwyn Mayer. Fue la primera película en ganar 11 premios Óscar, récord que posteriormente fue igualado por “Titanic” y “El Retorno del Rey”.

18 de Noviembre de 1962. Muere Niels Bohr, premio Nobel de Física en 1922 por sus trabajos sobre estructura atómica y radiación. Responsable de que yo salga loca cuando llega el tema de los modelos atómicos en Química y me toca explicárselo a mis retoños.

18 de Noviembre de 1968. Doña Olvido, comadrona de la muy Noble y Leal villa de Villarrobledo, toma la decisión  de enviar a la Lola, la hija de Quico el albañil, a la sazón parturienta, al sanatorio de Santa Cristina en Albacete, con el fin de que le sea practicada una cesárea, ya que a pesar de las largas horas de dolores, el parto no parece fácil.

A las tres de la tarde del día de autos llega al mundo servidora, ya dando por saco desde antes de ver la luz. El parto tuvo a mi madre a las puertas de la muerte; de hecho, ni siquiera asistió a mi Bautizo, porque estuvo más de un mes en el hospital, y en aquellos años se “sacaba de pila” a los bebés muy pronto.

Aunque empecé dando guerra, siempre he sido una niña muy modosita, mirad si no la foto de mi avatar, con cinco añitos, en Párvulos. Recuerdo el día en que fueron a hacérnosla. Colocaron un papel pintado al fondo de un pasillo y ahí nos iban poniendo uno por uno, con un libro de Cosmos (de Sociales, lo que ahora es el dichoso Conocimiento del Medio, y que se limita a conocer tu región, sin saber qué ríos o montañas hay más allá de sus límites….), del año siguiente. Yo tengo bajo el brazo el libro de Primero, pero iba a Párvulos. Mi prima, un año mayor que yo, tiene la misma foto, pero con el libro de Segundo.

Foto (018)

De aquellas trenzas hoy queda poco pelo. Esta foto es de ayer, mi última foto con 44 años. Hoy cumplo 45 y sigo siendo modosita… No llevo ningún libro debajo del brazo. Ahora leo en libro eléctrónico, hace casi un año que me lo regalaron y he perdido la cuenta de los libros que he leído en él. No echo de menos el libro en papel, aunque mucha gente dice que el placer de pasar páginas se pierde con el libro electrónico, para mí pesa más el hecho de poder tener cientos de libros en tan poco espacio, poder leer varios a la vez, llevarlo en el bolso a todas partes, tener la luz incluída en la funda y poder leer a oscuras… En fin, todo un descubrimiento para mí.

mum 2

Cuarenta años separan ambas fotos. Están tomadas apenas a 30 metros de distancia una de la otra. El colegio en el que me la hicieron está al cruzar la calle y aunque ahora ya no es un colegio, sino que forma parte de la concejalía de juventud, el pasillo donde pusieron el papel pintado sigue existiendo, lo vi hace quince días cuando fui a acompañar a mi hijo mediano a sus clases de guitarra, impartidas ahora allí. La foto de ayer está hecha en la habitación de mi hijo pequeño, desde la ventana puedo ver las paredes del colegio. Me invade la nostalgia. Me doy cuenta de que llevo los mismo pendientes. Son los que me pusieron cuando nací.

La ilusión en mis ojos es la misma. Espero no perderla nunca.

Tontás

Siguiendo con el reto propuesto por Yeste Lima, de Mis queridas personas,  aquí está la Tontá de Noviembre.

Dado que el mes pasado alguien me pisó a mi actriz favorita, Bette Davis, hoy la Tontá va a versar sobre mi escritora preferida, Agatha Christie, que no es exactamente una artista (ni es actriz ni cantante), pero que para mí es una de las grandes mujeres del siglo XX.

Agatha_christie

Yo soy una gran lectora, y cuando digo “gran” me refiero a cantidad de libros, no a que lea sesudos tratados o ensayos prolijos, no, más bien me dedico a la novela ligera, sobre todo de misterio, y alguna temporada a las llamadas  “novelas de sexo, amor y lujo” (*), sobre todo cuando estoy muy liada y necesito desconectar del mundo.

Gran aficionada como soy a las novelas policiacas, no podía faltar mi homenaje a la gran dama de la novela negra,  Agatha Christie, de la que he leído todos sus libros, y no una vez, sino en incontables ocasiones. Cuando no tengo nada nuevo para leer, no hay nada como coger un viejo libro de Agatha Christie y sentir cómo me traslada a la época victoriana en la campiña inglesa.

Agatha Mary Clarissa Miller nació el 15 de septiembre de 1890 en Torquay, Devon. Su infancia y adolescencia fueron las de una niña de la época si exceptuamos que su padre murió cuando ella tenía once años, dejando a su madre en una regular situación económica (vamos, que se dedicaba básicamente a vivir de las rentas y a jugar a las cartas y dejó a la familia en bancarrota).

Cuando tenía 16 años viajó a París donde, además de aprender el idioma, practicó canto, baile y piano. Lo típico para una  dama en aquélla época.

Al llegar la 1ª Guerra Mundial, estuvo trabajando de enfermera en un hospital, así como en un dispensario, donde aprendió todo sobre venenos, conocimientos que más tarde utilizaría en numerosas novelas.

Fue en 1914, en plena guerra, cuando se casó con el coronel Archibald Christie, con el que tuvo un matrimonio turbulento. Vamos a explicar esto brevemente: el caballero era todo menos eso, un caballero, y se dedicaba a picotear en todos los balcones, o sea, que le ponía los cuernos a doña Agatha. En uno de esos escarceos, a finales de 1926, el matrimonio tuvo una fuerte discusión, tras decirle el maromo que se largaba de weekend con su amante. Total, que ella le dejó una carta a su secretaria diciendole que se iba a Yorkshire, pero, nones, que no se supo donde estaba hasta 11 días más tarde, cuando apareció en un hotel inscrita con el apellido de la secretaria del marido, que  a la  sazón era la susodicha amante. No se sabe si la mujer lo hizo por darle en los morros al marido, o porque del berriche que se cogió se trastornó tanto que perdió la memoria y le dio una especie de “aparato” y no sabía lo que hacía. El caso es que hasta hicieron una pelicula con ese argumento, titulada “Agatha” -original como él solo, el título- y que tuvo como protagonista a la actriz Vanessa Redgrave.

En 1930 parece que la suerte  amorosa le sonríe de nuevo y conoce a un arqueólogo de nombre Max Mallowan durante un viaje en el famoso tren Orient Express, que le servirá de inspiración para una de sus más famosas novelas.

Para entonces ya había publicado varios libros. El primero de ellos fue “El misterioso caso de Styles”, publicado en 1920, y que según se cuenta, escribió por una apuesta con su hermana. Fue rechazado por cinco editoriales (lo que viene siendo una visión comercial de cojones lo de esos editores) hasta ser publicado finalmente dieciocho meses después de recibir el manuscrito por la editorial The Bodley Head. En esta novela aparecería por primera vez el personaje de Hércules Poirot, uno de los emblemas de esta gran escritora, que aparecería posteriormente en 33 obras más, hasta que en 1975, harta ya del presuntuoso detective, le diera pasaporte en la novela “Telón”, siendo publicado su obituario en el New York Times, convirtiendose así en el primer personaje de ficción al que se le hacía tal honor.

agatha-christie-poirot

Y volviendo a su vida amorosa, parece ser que en este segundo matrimonio sí tuvo suerte, porque estuvieron casados hasta la muerte de la escritora (bueno, eso no es condición sine quanum para afirmar que tuviera suerte, pero bueno, es lo que he leído por ahí, que fueron felices y comieron perdices). Dado el trabajo de su esposo, residieron durante largo tiempo en Irak y Siria,  lo que le permitió ambientar varios de sus libros en dichas localizaciones como “Asesinato en Mesopotamia”,  o “Cita con la muerte”.

Agatha-Christie-humor-ingles

Su segundo gran personaje es la señorita Marple, que aparece por primera vez en 1927 en un relato corto, llamado “El club de los martes”, y que era el contrapunto a Hércules Poirot. Mientras el detective belga basa todas sus pesquisas en el orden y la ciencia, Miss Marple se fija en la naturaleza humana y se dedica a observar a sus semejantes y hacer comparaciones de los asesinatos y las razones que llevan a ellos con las pequeñas cosas que ocurren en su pequeña comunidad de Saint Mary Mead. Nunca han coincidido los dos personajes en la misma novela. Según declaró la escritora , Poirot no hubiera aguantado que una viejecita le diera consejos sobre cómo hacer las cosas….

AgathaChristie-mis-marple1

Personalmente, aunque tengo mucho cariño a los dos personajes, prefiero a la señorita Marple; me encanta esa actitud de viejecita encantadora que parece que no ha roto nunca un plato y que no se entera de nada, y que esconde una mente sagaz capaz de desentrañar el misterio más enredado.

Otros de sus personajes habituales son un matrimonio de detectives, Tommy y Tuppence Beresford, cuyas novelas están ambientadas durante la guerra, ya que se dedican al espionaje, la escritora de novela policiaca Ariadne Oliver, y el eterno acompañante de Poirot, el coronel Hastings, trasunto del Watson de Sherlock Holmes.

Muchas de sus obras se han llevado a la pequeña y gran pantalla, siendo especialmente famosas “Asesinato en el Orient Express”, que contó con un gran elenco de famosos actores, “El espejo se rajó de parte a parte”, con Elizabeth Taylor, así como series de televisión con Miss Marple de protagonista, o “Matrimonio de sabuesos”, con los Beresford.

También escribió seis novelas románticas bajo el pseudónimo de Mary Westmacot (primera noticia que tengo, lo he descubierto buscando la información para la entrada, a ver si me hago con ellas), así como obras de teatro, la más famosa de ellas, “La ratonera”, que estuvo representándose diariamente en Londres durante 30 años.

Tras una prolífica vida como escritora (79 fueron las novelas que escribió), Agatha Christie moría de muerte natural en 12 de enero de 1976 a los 85 años de edad.

No me queda más que recomendar fervientemente que leáis sus novelas si aún no lo habéis hecho. Es un ejercicio de sagacidad el tratar de adivinar en cada una de ellas quién es el asesino. Además si sois, como yo, fanáticos de la época victoriana, os encantará la ambientación, descubriréis el té y los sandwiches de pepino, los pastelitos de crema, el arenque ahumado para desayunar (puajjjj), y descubriréis grandes cosas sobre la naturaleza humana, que diría el gran Poirot.

(*) Por si alguien se imagina que cuando hablo de libros de “sexo, amor y lujo” me refiero a las famosas “Sombras”, nada más lejos de la realidad. Intenté leerlas, pero no pasé de las primeras páginas. Y no porque sea una mojigata y me horrorizase leer escenas subidas de tono, no, que he leído cosas mucho más “calientes”, sino porque está fatalmente escrito. Y ya os he dicho que yo no soy una lectora gafapasta, de las que solo leen cosas cultas, no, que yo leo todo lo que cae en mis manos, y si es insustancial, mejor que mejor, pero un poquito de por favor, que esta mujer no sabe hilar dos palabras seguidas. Si lo que queréis es literatura romántica pero con un punto ( o algo más que punto…..) erótico, os recomiendo a Nora Roberts, que escribe bastante bien, sin ser empalagosa. Y veréis qué diferencia con la famosa trilogía (evidentemente sin ser un premio Nobel, no os vayáis a pensar. Son lo que son, libros para pasar el rato). Y sin irnos más lejos, también podéis echar un vistazo a este blog, bastante mejor escrito que la dichosa trilogía.

Y por hoy doy por terminada mi tontá. Espero que os haya entretenido un rato, que es de lo que se trataba.

¡Que tengáis una buena semana!

(Editado) Aquí los enlaces al resto de blogs participantes:

Nieves — (Avernolandia’s blog)
 Miguel —  (Entre el olvido y la memoria
Anabel — (La puerta deshecha)
Marinel — (Letras derramadas)  
 Lehahiah— (Los sueños de Lehahiah)
Luisa — (Mis ideas cotidianas)
Yeste — (Mis queridas personas)
Inma — (Territorio sin dueño)

Pizarro

Desde el grandioso blog “Entre el olvido y la memoria” se nos reta a escribir sobre Pizarro. Una, que es novata en la blogosfera, debería tener un poquito de amor propio y no dejarse embaucar para hacer el ridículo más espantoso ante los grandes escritores que se han apuntado al evento y que tienen mucha más experiencia. Pero como servidora siempre se ha caracterizado por tener una gran capacidad para  reirse de sí misma, pues aquí  tenéis una muestra de mi escasa capacidad juntaletras, para que vosotros también podáis reiros un rato (de mí) conmigo. Ahí queda eso:

Un escrito me invita hacer Miguel

y en mi vida he tenido menos tiempo

Sobre Pizarro versa dicho cuento

Vamos a ver si algo puedo hacer

Sigue leyendo

La niña de mis ojos

Vio la luz un 24 de julio hace 17 años. No se hizo esperar, llegó al mundo el mismo día en que yo salía de cuentas.

Fue precoz desde pequeña, empezó a decir sus primeras palabras con 5 meses, y con 7, ya saludaba y decía hola a la gente cuando iba en su carro y nos cruzabamos con alguien en la calle.

La lleve a la guardería con dos años y medio, y se empeñó en que quería aprender a leer. Su seño me dijo que era muy pequeña y que no la obligara,  pero me pareció peor no enseñarle cuando ella quería aprender. Le compré el Micho, y todas las noches había que enseñarle y leer algo. Cuando llegó el verano, lo dejamos sabiendo leer sílabas de dos letras. Ella lo siguió leyendo y terminó aprendiendo sola.

El año pasado se presentó al examen de B2 de inglés, sin haber pisado la escuela de idiomas. Aprobó. Este año ha hecho lo mismo con el C1.

En el colegio los deportes se le resistían. Cuando llevaba sobresaliente en todo, se tenía que conformar con notable en Educación Física. Pero el año pasado empezó a correr, a entrenar en casa en una cinta. De ahí pasó a correr en nuestro jardín en el campo (un circuito de menos de 200 metros, una y otra vez), y hoy se ha empeñado en correr por primera vez en una competición, sin haberlo hecho nunca.

Una media maratón, 21 km y 100 metros.

Y la ha terminado. En dos horas y cuatro minutos. Ha subido al podium como primera en su nivel (júnior-promesa).

Así que cuando dice que su blog va a ser famoso, que va a tener un restaurante en Londres o Nueva York, y mi madre le dice que tiene pájaros en la cabeza, yo ya me pongo a pensar en que me voy a poner para la inaguracion, porque está hija mía consigue lo que quiere.

Disculpad está entrada ñoña, pero es que hoy se me escapa el orgullo por los dedos.