Inicio » Uncategorized » El retorno del Hobbit

El retorno del Hobbit

Aquí estoy.

Dado el ingente número de comentarios y las aclamaciones populares reclamando mi presencia no he tenido más remedio que salir de mi cueva y presentarme de nuevo al mundo. Lo que viene a decir que incluso en la depresión soy inconstante. No aguanto ni quince días con el ánimo por los suelos, ¡a quién se le diga!!!!

La verdad es que yo no sirvo para éso. En algunos momentos me dejo vencer por la desesperanza y la tristeza, pero la verdad es que a la primera de cambio se me olvida y vuelvo a estar de buen humor. Y mira que a veces me empeño y me empeño en bajar al  agujero por eso que dicen que así se coge impulso para rebotar y salir adelante, pero no hay manera, oye, que en cuanto los míos me ven un poco depre o con gesto tristón, en vez de preguntar qué me pasa y tratar de animarme, lo que hacen es ponerse ellos peor, y así no hay quien se coja una depresión en condiciones, me tengo que poner a consolarlos a ellos, y no es plan. A ver si va a ser verdad lo que dice una amiga mía (y que yo siempre le digo que eso no es cierto) que yo tengo “luz” y que no me puedo permitir estar mal, porque arrastro a todos detrás de mí.

En fin, que no sé qué más contar, porque sí que es cierto que no he escrito porque no se me ocurría nada gracioso que contaros y no es plan de ponerme llorica, que los que pasáis por aquí queréis pasar un buen rato con mis paridas, y no encontraros un sinfin de quejas, así que a ver si en unos días termino de espabilarme y me tenéis aquí otra vez dando guerra, que tengo por ahí alguna historia que promete….

Y por último, gracias a todos por vuestro apoyo, por vuestros comentarios que no he contestado, y por vuestros post que me han entretenido en estos días. Ya sé que alguno tiene existencias de papel higiénico para todo el año (yo también tengo, por cierto, creo que encontramos la misma oferta), que otros han estado de cumpleaños, que los tapones para botellas en forma de flor pueden servir para rascarse el culo, que algunas tienen vecinos mocosos, que los maleducados no son de fiar, y así hasta completar todo lo que habéis publicado, que aunque las ganas de escribir se me habían ido, las de leer, no. Y hablando de leer, os vais a cagar en cuanto haga mi post de lecturas, llevo una marcha increíble, entre ayer tarde y noche y esta mañana me he leído el mejor de este año. Ya os contaré.

Anuncios

40 pensamientos en “El retorno del Hobbit

  1. A mí me ocurría algo parecido (hace poco) cuando era niño. Empezaba a llorar y se me pasaban enseguida las ganas. Hacía tremendos esfuerzos por prolongar mi postura durante algún tiempo, pero no había forma de hacerlo con una cierta credibilidad y tenía que terminar por tragarme el orgullo y abandonar el berrinche para mejor ocasión.
    No sé si viene mucho a cuento la tontería anterior, pero es que me parecía muy soso decirte solamente que me alegraba de tu vuelta.
    Besos.

  2. oleeee!!!! sí señor!!! jajajjaj.. me ha encantado eso de que contagias a los demás, eso es que te aprecian!! pero vamos, diles que te dejen ser prota de algo.. tú regalales un rascaculos por su gran apego .. jajajja.. mecagüendiez!!
    me alegro de verte de nuevo por aquí! ale ale.. a contagiar luz!!

  3. Pues yo eso de “te acompaño en el sentimiento” no tiene más sentido en estos momentos porque no puede, jaja.

    Ayer me dio una bajona de éstas del 15, será por la posteurforia del tema de mi churumbel, será que era domingo, pero me agarré una buena y tampoco te creas que hoy ando como para echar cohetes. El caso es que, al igual que tú, esos bajones no suelen durarme mucho, eso sí, últimamente me doy cuenta de que me suelo levantar ya torcida los domingos y se va acrecentando según va pasando el día, lo que hace que los lunes me levante de una mala hostia del copón… (como para aguantar gilipolleces de adolescentes).

    En fin, que ya se me pasará igual que se te ha pasado a ti.

    pd:Me encanta volver a tenerte por aquí.

    • El mío cumple los 16 el mes que viene, así que imagino perfectamente cómo te sientes. También creo que es cosa de la edad lo de los bajonazos, digo. Una amiga mía (la misma que dice que tengo luz) opina que estamos plenamente inmersas en la crisis premenopáusica y eso se nota. Yo no le hago caso, pero igual hay que darle algo de razón…
      Besicos y que se pase pronto.

  4. ¡¡Hurraaaa!!….. jajaja, “ya volvite”, como me decían mis niñas cuando eran pequeñas.

    Hasta para tener depresión tienes gracia, hija…. personalmente, creo que tu amiga algo de razón tiene, no sé si luz o linterna, lo que sé es que si no andas por aquí, ésto está más apagado.

    Hay que hacer lo posible porque se pase pronto ese estado anímico porque al final, la que pierdes el tiempo eres tú y tal como están las cosas, el tiempo es oro molido, jajaja.

    Besos apretaos, guapísima.

  5. ¡Me alegro un montón, preciosa! Y estoy totalmente de acuerdo con tu amiga, tu eres la que tiras de todos los demás y como te pongas triste, ellos se ponen peor y al final te trae más cuenta dejarlo.
    Tú haz como yo, que llevo muchos años diciendo que cuando cumpla los 80 años (sí, no te rías que pienso llegar a ellos) me voy a pillar la madre de todas las depresiones del mundo mundial, porque a día de hoy, no he tenido tiempo de pillarme ninguna y motivos no me han faltado. 😛
    Besazo y bienvenida

  6. Bienvenida!!, me alegro de que haya durado poco la cosa.
    También te digo que puedes escribir cuando estés de bajón, que igualmente te íbamos a querer. No se puede estar siempre con la alegría puesta.
    Un beso

  7. María José…. varias cositas:
    1)¡claro que tienes LUZ!!! ¿Es que no lo sabías???
    2)Esta época del año es puñetera pero recuerda que no hay mal que 100 años dure y que todo pasará… De todas formas, me encanta que seas inconstante en la depresión.
    3)Ya hemos podido entrever tu sentido del humor en esta entrada y ése es un buen síntoma.
    4)No te preocupes por los comentarios y sigue tus bio-ritmos (pero no los del bajón, eh??).

    Un besito grande grande y un achuchón!!
    Marta (“Sweet & Home la Vida es Dulce”)

  8. Bien bien bien!!!! la boticaria ha vuelto!!! alegría y alborozo!!! que esto no es lo mismo sin tí por estos mundos, y que si te apetece estar por aquí para llorarnos un poquito no dudes que aquí estaremos para consolarte, aunque es preferible reirnos contigo, claro está.
    Además una madre de familia numerosa y en edad adolescente, los niños, no la madre, no puede bajarse muy al hondo, no te lo permiten, que los hijos y además sin son adolescentes más, son muy egoistas.
    Aquí estoy esperando las reseñas de libros…..ainssss
    Besines guapeton

  9. Qué buena noticia!! Cuando hemos descubierto que había nuevo post de nuestra boticaria de cabecera, nos hemos alegrado infinitamente 🙂
    Esperando tus “historias prometedoras” y tu post sobre lecturas…
    Un besazo.

  10. Ay Flor! Te leí el día que publicaste pero no encontré el momento para comentar.
    Me alegro de que vayas mejor, no sé si tendrás luz, pero lo que si sé es que es muy típico no poderse una permitir el lujo ni del bajón, que ya están los de alrededor reclamando atención, lo que por un lado toca las narices pero por otro es casi de agradecer, a su manera no nos dejan caer y nos recuerdan que o espabilamos nosotras o no hay nada que hacer.
    Muchos besos. No nombrar a Pink Floyd…mohina me tienes, no digo más…

  11. Pues rebienve….
    Danos pistas del libro, venga….. que yo necesito leer algo nuevo, ¡pero ya! Que estoy atascado en uno, y el Yo fui a EGB se me termina en un rato.
    Besos

  12. Querida Hobbit 🙂 yo no estoy de acuerdo. Quiero decir, que no vengo por aquí solo a pasar un buen rato, básicamente vengo a leerte, a veces habrá risas y otras puede haber sombras, que de nada se espanta una. Tú siéntete libre.

    Encantada de que tu buen humor te venza.

    Besos a troche y moche.

  13. Sabía que andabas un poco bajona pero no sabía bien a qué se debía…me da gusto que vuelvas y entiendo eso que te dicen de que cuando tienes luz no puedes apagarte porque los demás se oscurecen pero oiga ¡en su blog le permitimos no brillar y echarle una manita regalándole estrellas! Son una extraordinaria medicación homeopática justito para una boticaria como usted. Un besote desmadroso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s