Inicio » Uncategorized » No hay quinto malo (Tontás)

No hay quinto malo (Tontás)

En vista de que no me como un rosco con esto de las Tontás (bueno, la verdad es que en la última no tenía muchas posibilidades de ganar, la verdad sea dicha), esta vez he decidido currármelo, pero bien, no va a ser Miguel el único que se ponga a reclamar premios a diestro y siniestro, que una también tiene su corazoncito y ver cómo mes tras mes otros se llevan la gloria, pues como que no, que yo también quiero.

Así que aquí estoy, a 15 de enero, casi un mes antes de publicar, preparando el post para que no me pille como el mes pasado, en bragas y a lo loco.

Pero antes, os voy a poner en antecedentes de cómo he llegado a elegir a la protagonista de esta quinta tontá, lo que viene a decir que me voy a ir por los cerros de Úbeda (Úbeda Mountains, en lo sucesivo) para explicar mi absoluta adoración por esta mujer.

Ya os conté en algún post que este año pasado me había sacado el título de B1 en inglés sin haber asistido nunca a una clase. Más de uno pensaríais que soy una pedante presuntuosa que me podría haber ahorrado ese dato, pero ahora os voy a contar la historia, cual abuelo Cebolleta. Cuando yo era una grácil niña, en el colegio se estudiaba francés, pero abrieron uno nuevo en el que tenían profesor de inglés y ése era el idioma impartido. Yo quedéme en el que daba francés, mientras que mi prima (un año mayor que yo) se iba al otro y empezaba a estudiar inglés. Como otra cosa no, pero envidiosa soy un rato, empecé a insistirle a mi prima para que me diese unas nociones del idioma de Shakespeare (dato para la historia: hasta que tuve 8 ó 10 años, pensaba que Shakespeare y Chéspir eran dos personas distintas). Así que empecé a cogerme letras de las canciones que me gustaban en inglés y me las aprendía, mientras que mi prima me enseñaba algún vocabulario básico. Más tarde, cuando empezó la moda de los cursos por fascículos, me compré uno que se llamaba BBC English, con sus casetes y todo, y creo que llegué a estudiarme hasta el décimo fascículo o así (de unos 100 que tendría). Nunca pasé de ahí, aunque siempre he escuchado música en inglés y me he interesado por buscar las letras y traducirlas.

Ése era todo mi conocimiento del inglés, hasta que mi hija el año pasado sugirió que debía presentarme al examen de la escuela de idiomas que ella había hecho el año anterior. Por supuesto, le dije que estaba loca, pero me entró el gusanillo. Bien es cierto que no voy a negar que los idiomas me gustan y que se me dan bien; en el colegio y el instituto era la que mejor iba en francés y hacía dos años que Consuelo y yo nos habíamos sacado el primer curso de alemán en la EOI. Así que me puse a leer un libro en inglés (en el e-book, por supuesto, donde podía buscar cada palabra que no entendiera), y con dos cojones, hice mi matrícula para examinarme en junio del B1. Cuando llegó el día, me fui al examen con la idea de hacer solamente la parte escrita porque sabía que no estaba preparada para la oral. Pero una vez allí, decidí que from lost to the river, y me animé a hacerla, solo que me tocó dos días después porque éramos muchos. Ése fue el error, porque intenté preparme algo y miré en internet, y ahí fue donde me acojoné porque vi que no tenía ni idea. Total, que no me presenté.

Así que, cuando llegó septiembre, con la parte escrita aprobada, pero sin ganas ningunas de presentarme a la oral, no tuve más remedio que hacer de tripas corazón y presentarme, obligada por mi hija y una “amiga” que dijo que o iba yo sola o me llevaba ella a rastras…. Y así fue, cómo, sin haber asistido en mi vida a una clase de inglés, conseguí aprobar el dichoso B1. Visto el éxito, el día que fui a ver la nota me matrícule para el curso siguiente, con idea de prepararme para el B2, esta vez sí, asistiendo a clases. ¡Ja! Además de envidiosa, como he dicho antes, soy más inconstante que una veleta, y una vez habiendo ido a las cinco o seis primeras clases, deserté y he aquí el día en el que no he vuelto (ni pienso volver, ahora que estamos a mitad de curso) a pisar el aula.

Pero eso sí, este año, por mis cojones, que aprendo inglés y me presento por libre en junio, como el año pasado. Y para ello he decidido que lo mejor es que siga el consejo de mi hija, nada de manuales ni libros de  gramática, simplemente escuchar y leer en inglés, que así es como ella aprendió. Así que me estoy poniendo en vena Downton Abbey en v.o. con subtítulos en español (lo he intentado con subtítulos en inglés, pero….no hay manera), y me veo cada día al menos un capítulo. No solamente estoy haciendo el oído al idioma, es que ahora me estoy volviendo de un british subido, creo que me siento más recta a la mesa y hasta la ropa la llevo con más estilo. Lo único que me falta es estirar el meñique cuando me bebo el té, y todo se andará, a este paso.

En fin, que todo este rollo que os he soltado a modo de introducción a la tontá es para presentar a la que creo que es la gran protagonista de esta serie, y no es la actriz principal. Me refiero, of course, a la condesa viuda lady Violet Grantham, interpretada magistralmente por Maggie Smith.

maggie smith

Esta británica nacida en Illford en 1934 se dedicó desde muy joven al teatro, ya que empezó a estudiar interpretación en el Oxford Playhouse School a los 16 años (residía en Oxford desde los cuatro años, cuando se trasladó allí con sus padres y sus hermanos mellizos). Actuó por primera vez en teatro con la Oxford University Drama Society en 1952, con la obra Noche de reyes.  A partir de ahí sus apariciones fueron constantes tanto en el Oxford Playhouse como en el Royal National Theatre, empezando a recoger los frutos de sus actuaciones en forma de premios, como el Evening Standard a la mejor actriz en 1962.
En 1956 comenzó su carrera cinemátográfica, por la que recibió un Oscar en el año 1969 por su interpretación el la película Los mejores años de miss Brody, adaptación de la novela de Muriel Spark, en la que interpretaba a una maestra escocesa. Por esta misma película recibió también el premio a la mejor actriz de la Society of Film and TV Arts. A este film siguieron otros como Viajes con mi tía (por la que también fue nominada a un Oscar), Muerte en el Nilo (adaptación de la novela homónima de mi querida Ágatha Christie), y la que le dió su segundo Oscar, esta vez como actriz de reparto, California Suite, interpretando a una actriz alcohólica y excéntrica.

A partir de los años 80 participó en otras películas muy conocidas como Una habitación con vistas, Sister Act, Gosford Park (genial, se parece a Downton Abbey, también interpretaba en este caso a una condesa, y fue nominada a su sexta estatuilla), pero sin duda la revelación para el gran público llegó con su interpretación de la profesora McGonagall en la exitosa serie de películas de Harry Potter. Papel que ella misma ha reconocido que supone “su pensión”, y del que dice que es igual al que interpretó en Los mejores años de miss Brody, solo que en este caso lleva un sombrero de bruja.

McGonagall

No dejó de subirse a los escenarios, compaginando el teatro con el cine y la televisión, siendo galardonada en numerosas ocasiones: en su poder figuran los ya mencionados Óscar, siete BAFTA, tres Emmy, tres Globos de Oro, un Tony y un SAG (Premio del Sindicato de Actores). Asimismo,  fue nombrada Comendadora del Imperio Británico en 1970 y ascendida a Dama Comendadora en 1990. (Inciso, igual que los hombres son nombrados Sir, las mujeres son nombradas Dame, cosa que esta ignorante de la vida no sabía y que cuando leyó un post de Bichejo diciendo que había leído varios libros de Dame Ágatha, pensó que lo que quería decir era: dame, dame, que los quiero tóóós. Entre esto y lo de Shakespeare, creo que he perdido toda mi credibilidad cultural, si es que alguna vez había tenido alguna. Reid a gusto, reid).

Continuando con Dame Maggie (ejem…), respecto a su vida privada, decir que estuvo casada en dos ocasiones. La primera, en 1967 con Robert Stephens, con el que tuvo dos hijos también actores: Toby Stephens y Chris Larkin (muy conocidos en su casa a la hora de comer, porque yo no había oído hablar de ellos en mi vida), del que se separó en 1974. Posteriormente, en 1975 se casó con Beverly Cross, matrimonio que finalizó con la muerte de éste en 1998.

Ha padecido varias enfermedades en los últimos años, incluído un cáncer de mama que hizo pensar que no iba a seguir interpretando a lady Violet en Downton Abbey, pero afortunadamente ha permanecido las cuatro temporadas en la serie.

Y tanto hablar de premios, películas y vida privada y aún no he hecho referencia a la serie. Vamos a ello. Aparte de reflejar espléndidamente el ambiente de la época (no es que yo estuviera allí para corroborarlo, pero la verdad es que está muy conseguido, sea el que fuere), la serie está realizada con un gusto y una calidad exquisitos, poniendo especial cuidado en todos los detalles. Todo el elenco de  actores borda cada uno de los papeles, pero hay que reconocer que hay dos que destacan sobre todos. Uno es el mayordomo, el fiel Carson, interpretado magistralmente por Jim Carter y por supuesto el otro es el personaje de Maggie Smith, lady Violet, Condesa viuda de Grantham, que cuando aparece en la pantalla y abre la boca borra a cualquier otro personaje que se halle en la escena. Sus frases irónicas llenas de sarcasmo y su postura en principio retrógrada y poco ajustada a los tiempos modernos que van llegando, deja entrever en ocasiones una dulzura especial para con sus nietas y su familia. En la última  temporada ha tenido mucho más protagonismo que en las anteriores, compartiendo pantalla con otra gran actriz, Penelope Wilton, que interpreta a la prima Isobel, y con la que también ha protagonizado otra película recientemente: El exótico hotel Marigold, en la que ésta última hace el papel de una inglesa desagradable y amargada que viaja con su esposo a la India.

downton

Como no es plan de que siga aquí eternizándome contándoos la trama de la serie, que de lo que se trataba era de escribir una tontá y yo he escrito aquí la Biblia en verso, me despido ya, no sin dar las gracias a todos los lectores que habéis llegado hasta aquí. Los que lo hayáis hecho y estéis leyendo estas palabras, automáticamente quedáis nominados a los premios Job a la Santa Paciencia, instaurados por mí misma desde este mismo momento.

Good bye, my friends. And God save the Queen.



 Matt —  (Blogueando de mi vida)

 Covadonga— (Diario de una familia con adolescentes)
 Miguel  —  (Entre el olvido y la memoria)
Rafa      — (Escribir por afición)
Mª José (La boticaria desquiciada)
Anabel — (La puerta deshecha)
Marinel — (Letras derramadas)  
 Lehahiah— (Los sueños de Lehahiah)
Mandarica — (Mejor será que corras)
Yeste — (Mis queridas personas)
Bypils— (Nonperfect.com) 
Inma — (Territorio sin dueño)

Anuncios

50 pensamientos en “No hay quinto malo (Tontás)

  1. Eres redondita hija, le das a todos los palos.
    Esta SEÑORA es una actriz de las que dejan sabor a buen cine, la he visto en la mayoría de sus personajes pensando en que es una de las buenas, de las que tienen solera en su trayectoria…fíjate que ahora mismo estoy pensando dónde la he podido ver de joven y no consigo recordar ningún trabajo suyo de jovencita, tengo en la mente su figura ya, de una mujer consolidada en años y experiencia. Estupenda Maggi.

    Pero te diré una cosa, mucho más que tu personaje, (me ha gustado la elección), me ha encantado la introducción que has hecho a la Tontá, como siempre con tu particular chispa para “decir” con gracia y de una forma natural lo que te ha sugerido el personaje.

    Gracias, María José, por seguir ahí….Besos apretaos.

    P.D. La lista de colaboradores no es correcta, creo que es la de la primera tontá y ha cambiado desde entonces, puedes copiar desde la mia, por eso publico tan pronto, para que podáis hacer copia-pega de las listas de cada mes porque suelen variar.

    • Ya está solucionado lo de la lista de participantes.
      Es lo que me pasa a mí con esta mujer, que parece que la conoces de toda la vida, pero en realidad en todos los papeles que la has visto ya está mayor. Pero creo que va ganando con los años, cada vez actúa mejor.
      Me alegro mucho de que te haya gustado, pero he echado un vistazo por ahí y me temo que el nivel está cada vez más alto! Así no hay quien gane, jajaja.
      Un beso.

  2. Pingback: ¿Está Juanito? Se ponga (la tontá) | Entre el olvido y la memoria

  3. Qué digo yo: ¿había necesidad de esos alardes? Primero que sí desde el 15 de enero haciendo la “tontá”, si llega a ser una “tostá” se te quema. Luego que si sabes francés, alemán, inglés. ¡Pues qué bien! y para terminar, anuncias unos nuevos premios por aquello del “quid pro quo” o como se diga, que yo nunca he tenido don de lenguas.
    Vale me quedo con la información sobre la Dame. No ha estado mal la “tontá”, lastima que yo haya escrito una obra de arte.
    Un beso.

  4. Una gran actriz, que borda ciertos papeles, en “Dowton Abbey” se sale directamente, una de esas actrices que ha sabido mantenerse en el cine en una edad muy difícil para las mujeres, con mucha dignidad 🙂

    Besotes querida.

    • Cierto lo que dices de que se ha mantenido con dignidad. No hay nada mejor en una actriz que luzca con orgullo su edad y sus arrugas y que los papeles que le den se adapten a eso, y no que aparezcan como chicas de 30 años más estiradas que la piel de un tambor, y que tengan 80 años. Y no quiero nombrar a nadie, no vaya a ser que alguna me lea, que este blog está subiendo como la espuma….
      Un besico.

  5. Ajjjjj, bufffffffffff, pummmmmm, pafffffffffff!!! Pero bueno, Boticaria! Cómo me puedes hacer esto? jajajaja. No me ves que de aquí a nada me voy a unir a la causa gibraltareña, irlandesa o incluso de las Malvinas, porque me sale una vena anti-British que no puedo ya con ella (no sé por qué será).

    Está claro que este tipo de series han posicionado a esta gente como altivos, correctos, elegantes y educados…y te puedo asegurar que NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD!!!!

    Y la última ha sido de órdago…que no sé si escribir al respecto o dejarlo correr porque les estoy dedicando demasiadas letras y tiempo y no se lo merecen…

    En fin, como ves yo también me voy por las “Úbeda’s Hills” jajaja… Un besote!

    • Yo tengo muy claro que esa imagen que dices que dan de correctos y educados es una mentira como un templo, no te equivoques. Aunque nunca he estado allí, sí que he oído a gente que los ha tratado decir que son unos maleducados y unos estiraos. Eso no quita para que me encante ese ambiente de la serie, ese vestuario y los paisajes, sobre todo los paisajes.
      Y esta actriz es un portento, para mi gusto.
      Un besico.

  6. By the glory of my mother. Te ha quedado estupendamente la entrada, te lo has currado un montón un se nota. Es posible que a su hijo Toby Stephens sí lo conozcas porque hizo de malo en una peli de James Bond (era una especie de coreano transmutado) y lo he visto en más pelis y series pero no me preguntes mucho que estoy mayor. Besazos

  7. buaa buaaa me voy a dar de baja en este lío de las tontás, el 15 de enero escribiendo la entrada que se publicará el 11 de febrero!!! si es que no tengo nada que hacer y sí ya sé que lo importante es participar.
    Genial la tontá, a mí también me gusta un montón la estética british y la serie un montón. Si quieres oir inglés y reirte un rato no te pierdas en v.o. The Big Band Theory, se les pilla muy bien y la voz de Sheldon brutal
    Besines

  8. La introducción es de premio. So amazing!
    Maggie Smith es una excelente actriz.
    NB : Creo que está en por Almería, rodando la secuela de ‘El exótico Hotel Marigold’…

  9. Yo también intento aprender inglés así, lástima de tiempo… y de vaguería. Enhorabuena por tu tontá, aunque ganar está difícil, sois todos muy buenos, yo ya ni me lo planteo pero es que estoy empezando además. En fin, que mucha suerte y ánimo con el inglés. Biquiños!

    • Después de leer las otras veo que no tengo ni media posibilidad de ganar. Me voy ahora mismo a leer la tuya que aún no he tenido tiempo, llevo el día más liado que una peonza.
      Y lo del inglés es que me da mucha envidia mi hija, que lo domina (incluso si no es pequeñito y se deja….), y ahí estoy yo, intentándolo, pero soy también soy muy vaga, para qué lo voy a negar.
      Un besico.

  10. En mis tiempos el razonamiento para estudiar francés era que Francia estaba más cerca. Así de mayor soy. Con los idiomas me sucede al contrario que a ti. No tengo ninguna facilidad. Después de tantos años estudiando en el colegio, más los de universidad, no sé entenderme con un francés.
    La ropa la llevas con estilo porque lo tienes, no porque estés aprendiendo de los ingleses. Y que no te vea yo levantar el meñique para tomar nada, que es una cursilada que hacen los catetos para hacerse los finos.
    Prometedora tontá, pero como es la primera que leo no puedo comparar.
    Besos.

    • Lo del meñique lo tengo muy bien aprendido que es una cursilada desde que leí el “Tratado de las buenas maneras” de Ussía. No sé si has leído ese libro, pero es muy gracioso y habla precisamente de lo de levantar el meñique para hacerse el finolis, además de otras muchas más cosas.
      Ya le decía a Alberto que sí, que facilidad tengo para los idiomas, la pena es que soy muy inconstante y así no se puede…
      Cuando leas la tontá de Miguel ya no te va a parecer ésta tan prometedora, pero se agradece.
      Un besico.

  11. ¡¡Lllegué!!!
    Maria José, tu eres un crack. Así que disfrutalo, claro que sí. La entrada está de escándalo, la anécdota lingüística para nota y la actriz, de cine.
    Me ha encantado tu Tontá, la mia es más musical 🙂
    Besos

  12. Estos británicos son la leche, ellos sí que tienen buenos actores y actrices, yo creo que la experiencia teatral que tienen muchos los situa por encima con diferencia, bueno, y haciendo pelis y series también, son mis favoritos, al lado para mí los americanos no tienen nada que hacer.
    Esta serie aunque me la han recomendado no la he visto, me da que no sería del gusto del coriano y yo si no comparto soy incapaz de ver series, para eso me pongo a leer.
    Pero yo no vengo a comentar ésto, sino la primera parte del post que es la que me ha hecho reir y con la que me lo he pasado pipa Mª José, eres la caña de España jaja, esos ejemplos de que contada con gracia cualquier anécdota es válida y resulta divertida e interesante.
    Besos

    • Si te gustan las películas inglesas no dejes de ver “Secretos de familia”, con Rowan Atkinson (Mr. Bean, pero en un personaje serio), Christine Scott-Thomas y la propia Maggie Smith, que se sale, de nuevo.
      Y convence al coriano para ver Downton Abbey, yo también me vi la primera temporada a solas, pero mi marido luego también se aficionó y se las vio todas en sesión continua.
      Me alegro que te haya hecho reir, pero como ya te he dicho en el post de Miguel, después de leer la suya me deprimí, y cuando vi la tuya ya directamente me hice bicho bola y me puse a llorar, porque veo que esta vez tampoco!!! :mrgreen:
      Un besico.

  13. Es maravillosa esta actriz. Estoy justo por empezar a ver Downton Abbey, a ver qué tal, tiene muy buena pinta. Lo único que espero es luego no tomar mate con el dedo subido, jajaja.
    Con la frase “envidiosa soy un rato” me sacaste una buena carcajada…
    Yo aprendí inglés más o menos como dices, sabía un poco y me fui de viaje y nadie hablaba español, o sea, no me quedaba otra que hablar e intentar entender lo que me decían en inglés, y así fue como aprendí, te vas quedando con lo que dice la gente, te haces el oído y un día lo estás hablando y entendiendo. También es verdad que toda la vida he visto películas y series siempre en versión original (en Argentina el cine no está doblado, al cine que vayas es lo que acá llaman v.o.s.), y creo que eso hace bastante.
    Me encantó el post.
    Saludos

    • Ya verás como te gusta Downton Abbey, y verás cómo pones de recta la espalda cuando estés sentada a comer, jajaja.
      A ver cuánto me durá la racha de ponerme las películas y series en V.O., creo que va a ser la única forma de aprender!!
      Un besico.

  14. Pues mira, si yo pudiese votar, te votaría ya mismito para que te dieran el premio a ti y tu corazoncito que también se lo merece.
    Y a ese coraje para aprender inglés, con dos cojones como dices tú, le doy otro premio, oyesss
    Y ahora decirte que me encanta esta actriz que parece ser catapultada a la fama con Harry Potter, pero como muy requetebien has expuesto, es una grande mucho antes del famoso mago.
    Es una dama de la escena, sin duda alguna.
    Besos.

    • ¿Y qué haces que no te has presentado de jurado? ¡Ya estás tardando, jajaja! Con jueces como tú tenía yo ganada esta tontá, pero no hay manera, creo que Miguelito lleva todas las papeletas esta vez.
      Sí, con Maggie parece que le llegase la fama con Harry Potter y resulta que tenía ya toda una experiencia a sus espaldas, y sobre todo del teatro. Como decíamos antes Inma y yo, los actores que vienen del teatro tienen un noséqué que se nota cuando están en una película. Son mucho mejores.
      Un besico.

  15. ¡Pues qué quieres que te diga, María José? Que estudié Filología Inglesa, EOI y demás cursos peeeero si uno quiere aprender inglés de verdad (o cualquier lengua) tiene que entrenar el oído…¡fundamental!! Así que vas por buen camino; si además tienes la posibilidad de quedar con algún “nativo” para charlar, mejor que mejor.
    En mi caso, además de gustarme la literatura desde niña, siempre me ha atraído la cultura, la historia y la tradición inglesa y eso incluye Gosford Park, Downton Abbey, Agatha Christie y Maggie Smith!!! Soy fan total de esa cara avinagrada, estirada y taaaan super British!!!

    Un besito,
    Marta (“Sweet & Home la Vida es Dulce”)

    • Yo también tengo una especial predilección por la cultura inglesa y creo que me viene porque de pequeña leía y releía los libros de “Los cinco” de Enid Blyton, y después ya empecé con doña Ágatha, así que todo lo que venga de allí me encanta.
      Un besico.

  16. A very good Story Telling!!
    Desde el principio con tu relato atrapas al lector y si se trata de Downton Abbey and the dowager Countess lady Violet Grantham, interpretada magistralmente por Maggie Smith. ¿Qué te puedo decir? Me he visto toda la serie y no soy muy de series.
    Date por ganadora. Seguro.
    Un abrazo 🙂

  17. De acuerdo totalmente con tus comentarios sobre esta maravillosa actriz: los actores y actrices británicos son, en general, taaaaan requetebuenos….
    Todavía recordamos la serie “Arriba y abajo”: me la vi enterita, sin perdonar un capítulo; me pareció maravillosa, a la altura de Downton Abbey…
    Y qué decir de los idiomas: en el colegio “dimos” inglés, ese inglés macarrónico, con un acento lamentable. Luego, en la Escuela de Idiomas pude perfeccionarlo un poquito. Pero a base de practicar poco, acabas olvidando mucho… Y ahí andamos, sacando de paseo lo que aprendimos cada vez que te das una vuelta por algún país extranjero 🙂
    Besitos y suerte.

    • Tengo que buscar “Arriba y abajo”, porque ya casi no me acuerdo de ella, y si se parece tanto a Downton seguro que me gusta.
      El problema de practicar el inglés es que las únicas veces que yo he salido al extranjero ha sido a llevar a Consuelo a Irlanda, y yendo con ella, no necesito hablarlo, ella es la jefa, jajaja.
      Un besico. Me voy rápido a comertaros a vuestro blog que esta mañana he visto que estáis de aniversario!!!

  18. Pingback: En el aire de la noche está… Phil Collins. | Non Perfect. El blog imperfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s