Inicio » Uncategorized » Tontás (y van cuatro)

Tontás (y van cuatro)

Cuando nuestra querida Yeste empezó con esto de las Tontás, todos nos apresuramos a sacar lo mejor de nosotros y escribir pulcramente del tema sugerido, siendo así que al final cada uno de los post distaba mucho de ser una tontá, más bien había un arduo trabajo detrás de cada entrada.

Pero en esta cuarta entrega, pasada la Navidad, con el ajetreo que eso conlleva de comidas, cenas, regalos y desvaríos diversos, esta servidora no ha tenido tiempo de preparar una tontá como es debido, así que en esta ocasión la tontá sí que va a tener su esencia primigenia, oséase, que va a ser una tontería de las gordas. Coincide además que todavía estoy poseída por el espíritu de la Navidad (dése cuenta mi público que estoy escribiendo ésto la tarde de Reyes), con lo cual el amor, la paz y armonía aún siguen invadiéndome, así que os voy a pedir que invirtáis diez minutos de vuestro tiempo para ver éste video, que seguramente muchos ya conoceréis, porque yo lo vi por primera vez hace dos años, pero que cada vez que lo veo me pone un nudo en la garganta.

Así que en esta tontá, ni actor, ni actriz, ni cantante. Yo, a lo grande, la película entera.

El que al terminar no haya derramado una lagrimita, que se manifieste.

Anuncios

34 pensamientos en “Tontás (y van cuatro)

  1. Sí….sí que es una Tontá muy particular, no tonta…no…..particular porque no se ajusta a las bases, pero se comprende el motivo y se agradece muchísimo tu presencia, ya te digo yo que no es la única tontá tonta, si te cuento mis peripecias para poder publicar,,,

    Gracias María José, lo has escrito bien y sí, me han brillado los ojillos.

    Besos apretaos.

    • Ya llego….. He estado el fin de semana de viaje y no he podido ni contestar comentarios ni leer las tontás, así que voy a ver si me pongo al día. Estoy segura de que no hay ninguna tontá más tonta que la mía, jajaja.
      Besos.

  2. Pingback: Cuervo Ingenuo no sale en la tele (Tontá) | Entre el olvido y la memoria

  3. Ayyyyyyyy!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Yo es que con estas cosicas oscilo entre mi corazoncito, que se pone ñoño en seguida, y al mismo tiempo me enfado un poco porque la sensiblería es engañosa. Hoy me has pillado blandita, así que diré que por supuesto me ha encantado, como no, y viéndolo he recordado el anuncio de MSF, que me encanta la frase, al fin y al cabo sólo un ser humano puede salvar a otro ser humano, pese a todo, pese a como somos.
    Sobre la Tontá, pues que sólo tu introducción ya es graciosa y tiene chispa Mª José, que tienes salero escribiendo vaya.
    Besitos

    • Esta vez sí que me llevo el premio a la tontá más tonta, ¿o no?
      A mí tampoco me gustan los anuncios sensibleros, pero esto en realidad no es un anuncio, es un corto; y me encanta, pá qué te voy a decir otra cosa. Me gusta hasta la música, creo que está muy lograda.
      Besos. Me voy a leer las tontás, que he estado de viaje y totalmente desconectada.

  4. Lo conocía, sí.
    Recuerdo que cuando lo ví por primera vez, recordé las palabras de alguien a quién quiero mucho, que siempre dice que lo que hace grande a la humanidad no son las grandes alharacas, sino los millones de pequeños detalles de gente buena.
    Besazo hermosa

    • Eso mismo le decía ahora mismo a Anabel, que muchos pocos hacen un mucho, pero normalmente (y me incluyo) pensamos que lo que hagamos cada uno no importa, con lo mal que está todo, no vamos a solucionar nada. Pero no es así, yo creo que es como las ondas de una piedra en un estanque, que lo que haces con los de alrededor al final repercute en muchas cosas más lejanas. Uy! Parezco un libro de autoayuda, jaja.
      Un beso.

  5. Es sin duda, una bonita tontá, casi que de tontá nada, porque llega al alma y da que pensar en qué distinto todo de haber más gente así, de existir esa magia especial…
    Me ha encantado.
    Besos.

  6. Sí, nosotras también andamos todavía en modo “Navidad”, soltando lagrimitas y poniendo pucheritos ante cualquier cosa….
    Precioso, pero inverosímil desgraciadamente…
    Un abrazo grande.

  7. Pingback: No hay quinto malo (Tontás) | La boticaria desquiciada

  8. Empacho de bondad y de incredulidad a la par, ja, ja.
    Pero bueno es una peli, y ahí puede pasar de todo.
    Qué jodío el niño, qué listo es que se ha dado cuenta de lo buena persona que es el mendigo!!!

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s